Balón intragástrico. Tratamientos contra la obesidad

balon intragastrico

En primer lugar se determina cuál es la mejor opción para el tipo de obesidad que presenta cada paciente. Hay que recordar que existen diferentes opciones para perder peso: el tratamiento quirúrgico, el tratamiento farmacológico, las dietas y los tratamientos endoscópicos de la obesidad, entre los que se encuentra el balón intragástrico.

Un médico especialista con amplia experiencia y conocimientos de todas las opciones terapéuticas, determina cuál de ellas es la mejor para su caso particular. Ello lo hace en una primera visita, en que se realiza una historia clínica detallada y se repasan los diferentes factores personales que influyen en la obesidad.

Deben considerarse determinadas enfermedades que pueden contraindicar la colocación del balón intragástrico. Entre ellas: operaciones previas en el estómago, enfermedades psiquiátricas, adicción a drogas, enfermedades graves y crónicas del corazón, riñones, hígado, vías respiratorias y hernia de hiato de gran tamaño.

Una vez colocado el balón intragástrico, se inicia un programa controlado por un especialista en endocrinología y nutrición. La primera visita se realiza al cabo de tres días de haber colocado el balón intragástrico. A partir de ese momento las visitas se realizan cada 10 – 14 días.

Las visitas realizadas por el especialista en endocrinología y nutrición tienen por objetivo la modificación de los hábitos alimentarios, la identificación de los principales errores nutritivos que comete cada paciente, el control de la pérdida de peso, la modificación de los eventuales tratamientos médicos que pueden concurrir en cada caso, como hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, etc.

Todos los componentes del equipo que le atenderán desde la primera visita son médicos especialistas en gastroenterología y en endocrinología y nutrición. Tal vez sepa por experiencia personal, que las dietas no supervisadas para conseguir perder peso, pueden resultar un proceso muy difícil y un fracaso en muchas ocasiones.  Hoy en día, se considerada un valor muy apreciado,  tener y conservar un peso ideal. Así pues,  millones de personas en todo el mundo tratan de bajar y controlar el peso, con diferentes grados de éxito.

La obesidad y el sobrepeso no son saludables. Pueden  causar muchas enfermedades y alteraciones psíquicas. Está demostrado que la población obesa presenta mayor número de infartos de miocardio, enfermedades vasculares, diabetes, degeneraciones articulares, etc. Además, pueden originar problemas psicológicos graves, dada la imagen personal negativa.

Con el desarrollo del balón intragástrico contamos con un dispositivo que contribuye a favorecer una mayor pérdida de peso en aquellas personas que ya realizan una dieta controlada.

Naturalmente, su médico es la persona indicada con quien discutir todas sus preguntas. Se recomienda que discuta todas sus dudas y expectativas relacionadas con la implantación del balón intragástrico con su médico y que evalúe los beneficios y riesgos posibles antes de elegir el sistema como dispositivo de ayuda para perder peso.

Le deseamos mucho éxito en sus esfuerzos para obtener un estilo de vida más saludable.

 

Puedes encontrar más noticias sobre otros tratamientos contra la obesidad en los siguientes links:

http://www.metodopose.com/

http://metodoapollo.com/