¿A quién están destinados los tratamientos endoscópicos de la obesidad?

En la actualidad existen distintos tratamientos endoscópicos contra la obesidad, seguros y eficaces, que pueden ayudarnos a eliminar esos kilos de más y a tener una mejor calidad de vida. Estos tratamientos se basan en una reeducación alimentaria, en un plan de ejercicio y actividad física, y en una pequeña intervención para ayudar a conseguir la reducción de peso. Pero, ¿cuál es el tratamiento que más nos conviene? Aunque lo mejor y más recomendable es ponerse en manos de un especialista que nos indique cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso, existen unas pautas según el IMC de cada paciente y el peso que necesita perder para escoger uno u otro. Veamos esos tratamientos y a quién están destinados.

TRATAMIENTOS IMPLANTABLES VÍA ORAL

Balón Ingerible

El balón gástrico se traga en una pequeña cápsula, sin cirugía ni endoscopia. Está especialmente indicado para pacientes que quieren perder entre 6 y 15 kg.

BIG (Balón IntraGástrico)

El balón se introduce mediante endoscopia, sin cirugía, y se llena una vez colocado en el interior del estómago. Especialmente indicado para pacientes con Índice de Masa Corporal (IMC) desde 27 kg/m2  en adelante

Doble balón

El doble balón o balón dual se introduce mediante endoscopia, sin cirugía, del mismo modo que el Balón IntraGástrico. Destinado a pacientes con IMCentre 32 y 47 kg/m2  .

TRATAMIENTOS DE REDUCCIÓN DE ESTÓMAGO VÍA ORAL

Método POSE

Mediante esta técnica endoscópica se realizan pliegues en el fundus gástrico para reducir la capacidad del estómago. Especialmente destinado para pacientes con IMC entre 27 y 40 kg/m2

Método APOLLO

Con esta técnica se reduce la capacidad del estómago mediante una manga gástrica, realizada sin cirugía. Destinado a pacientes con IMC entre 30 y 40 kg/m2  .

Método Endobarrier

Se realiza una barrera en el intestino para limitar la absorción de comida. Especialmente recomendado para pacientes con obesidad y diabetes tipo II

OTROS TRATAMIENTOS

Método Aspire

Se trata de un dispositivo que permite al paciente vaciar un tercio de la comida ingerida. Destinado a pacientes que han fracasado en sus intentos de adelgazar con otros métodos.

Estos son los tratamientos más eficaces para perder peso sin cirugía que existen en la actualidad. Como veis, la elección de un tratamiento u otro depende, entre otros factores, del IMC de cada paciente y del peso que necesite perder. Tambien se pueden utilizar de forma secuencial, Por ejemplo usar primero un BIG y posteriormente someterse al método POSE.

Si queréis saber cuál es el tratamiento que mejor se ajusta a vuestro caso lo mejor es ponerse en contacto con el especialista.