Endoscopia bariátrica, una técnica para combatir la obesidad sin cirugía

Madrid, 15 sep (EFE).- La endoscopia bariátrica, una técnica para combatir la obesidad sin cirugía, se tratará a fondo en el I Curso Internacional sobre esta especialidad, que tendrá lugar en Madrid los próximos días 18 y 19 de septiembre.

Este curso contará con más de un centenar de expertos en obesidad de todo el mundo y centrará sus trabajos en los tratamientos mediante esta técnica, que se aplica por vía oral, no deja cicatrices, resulta menos invasiva y su recuperación es más rápida, señalan los organizadores de este evento.

Los impulsores de esta iniciativa, primera a nivel internacional, son los doctores Gontrand López-Nava, director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del hospital HM Universitario Sanchinarro de Madrid; y Manoel Galvao, experto mundial en Endoscopia de la Obesidad del Gastro-Obeso Center de Sao Paulo (Brasil).

En el curso de esta reunión, se analizarán las distintas técnicas endoscópicas y su aplicación práctica, desde los balones intragástricos, útiles en la disminución del peso, hasta técnicas experimentales como los imanes o los aspiradores, de reciente incorporación, pasando por métodos como Apollo o POSE para la reducción de estómago por vía endoscópica.

El doctor López-Nava ha señalado a EFE que España está a la cabeza de estas técnicas desde hace años, y ha manifestado que la endoscopia de la obesidad es una forma de abordar, con menos riesgos, la reducción del estómago.

Este especialista explica los perfiles de los pacientes que se someten a este tratamiento: mujeres que tras un embarazo tienen sobrepeso y no lo pierden sin ayuda endoscópica; y personas a quienes sobran 10 o más kilos y que, además de actuar en la dieta y en el ejercicio, consideran que una intervención de este tipo puede ayudarles.

«Todos los tratamientos de endoscopia de la obesidad van acompañados de otros profesionales que están en el equipo, como psicólogos, nutricionistas, endocrinos y asesores deportivos; sin esto, no tiene sentido», precisa López-Nava.