MIBE 2015 – Primer día – Ponencias sobre balones intragástricos, POSE y Método Apollo

La endoscopia de la obesidad, que engloba un ambicioso conjunto de técnicas para combatir el sobrepeso con mejores resultados, es la solución más eficaz y moderna contra esta pandemia del siglo XXI. Es una de las principales conclusiones del Madrid International Bariatric Endoscopy (MIBE 2015) que se desarrolla en el Hospital Universitario HM Sanchinarro. Este evento, que celebra ya su segunda convocatoria, reúne a los mejores especialistas de endoscopia bariátrica del mundo y sitúa a España como una referencia a nivel mundial en la lucha contra la obesidad.

Este curso internacional, organizado por los expertos Gontrand López-Nava, director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del hospital, y el brasileño Manoel Galvao, también experto endoscopista en técnicas contra la obesidad, ha centrado sus primeras ponencias en la reducción del estómago por vía oral a través de endoscopia, una auténtica revolución que no solo maximiza la pérdida de peso en los pacientes con más sobrepeso, sino que, a diferencia de la cirugía tradicional, es mucho más segura, reduce los riesgos al ser un orificio natural y acorta la estancia hospitalaria a 24 horas.

Apollo: una revolucionaria reducción de estómago realizada por la boca para perder peso
El método Apollo es, dentro de este campo, el procedimiento más innovador del momento. Consiste en una reducción de estómago por endoscopia (a través de la boca) mediante la que se sutura la cavidad gástrica y que es mínimamente invasivo para el paciente. Según explicó el Dr. López-Nava durante su intervención en el MIBE, “un paciente puede adelgazar con Apollo una media de 21 kilos al año, lo que supone una pérdida de peso del doscientos por ciento más que con una dieta y ejercicio. Sobre todo es una técnica más segura que la cirugía tradicional”.

Otra de las grandes ventajas de las reducciones de estómago por endoscopia es que se trata de un procedimiento reversible y que no modifica su morfología, es decir, que el paciente, si fuera necesario, cuando logre sus objetivos de peso, puede recuperar el tamaño normal de su estómago sin problemas, revirtiendo el proceso también por endoscopia. Además recalcó que al ser una intervención muy accesible y segura, los pacientes no sienten miedo a someterse a ellas siendo un gran avance frente a las cirugías tradicionales de estómago.

El balón, un método que se exporta a Estados Unidos
La primera sesión también ha tratado sobre el balón intragástrico (BIG). Según apuntó el Dr. Barham Abu Dayyeh, ponente del MIBE. “El balón es un método muy aceptado por los pacientes; ya se han implantado más de 220.000 unidades de la marca Orbera (la mayoritaria)”.

De hecho, según apostilló el Dr. López-Nava, “el balón es el dispositivo que se utiliza en un 70 por ciento de las intervenciones endoscópicas de la obesidad en el mundo: es seguro, muy adecuado para los pacientes con obesidad que quieren hacer una dieta y permite una reeducación progresiva en hábitos alimenticios saludables mientras que se pierde peso con más rapidez”, explicó. De hecho, el balón ha cobrado tal relevancia que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés), acaba de aprobar su utilización en el país después de catorce años de exitosa experiencia en Europa. Esta aprobación abre una vía de tratamiento para la obesidad y el sobrepeso, en un país que encabeza los rankings de exceso de peso del mundo.

Erick Wilson, ponente estadounidense, destacó que en el interés de los pacientes de EEUU por el balón intragástrico es cuatro veces superior al de la cirugía abierta”, concluyó. “

20150924_144508 20150924_144603 20150924_145146 20150924_145947 20150924_151934 20150924_162649 20150924_163657 IMG-20150924-WA0022 IMG-20150924-WA0027 IMG-20150924-WA0028