Actividad física a prueba de excusas, pereza y falta de tiempo

¿Siempre tienes una excusa para no practicar deporte? ¿Te falta tiempo y no sabes cómo incorporar la actividad física a tu vida? Todo es más sencillo de lo que parece. El deporte nos conduce a una vida más saludable y feliz, y empezar a practicarlo está en tu mano. Por eso, aquí tienes cinco fáciles consejos para incorporar el ejercicio a tu rutina diaria a prueba de excusas, pereza y falta de tiempo.

  1. Empieza con pocos minutos al día.

Lo recomendable son 20-30 minutos de ejercicio cinco días a la semana. Cuando nuestros trabajos o las obligaciones en casa no nos permitan este tiempo, vamos a procurar que al menos hagamos 5 minutos todos los días del ejercicio que queramos, tanto dentro como fuera de casa. Que sean siempre 5 minutos y que sea siempre el mismo ejercicio. Si un día tenemos más tiempo, podemos aumentar los minutos.

  1. Conviértelo en una rutina.

Hazlo siempre a la misma hora y pon recordatorios para que no se te olvide, como una alarma en el móvil o un papel en el espejo del baño. Poco a poco vamos a hacer que forme parte de nuestra vida diaria.

  1. Hazlo por las mañanas.

Siempre que te sea posible, que este ejercicio se realice por las mañanas, ya que tu cuerpo y tu metabolismo se activan. Al ser sólo 5 minutos, puedes hacerlo incluso varias veces al día.

  1. Ten presente por qué haces ejercicio.

Queremos perder peso y conseguir una nueva vida. Haz incluso una lista de los motivos por los que quieres adelgazar. Esto nos ayuda a no perder el rumbo y estar siempre motivados.

  1. Hazlo en compañía.

Con amigos, con tus hijos, con compañeros de trabajo… Nos motivará más y también hará que nuestra vida social y/o familiar se refuerce.

Ángel Rull – Psicólogo.