Ajustabilidad del Balon Spatz

Como su nombre indica, el balón permite ajustar su tamaño–incluso dentro del estómago del paciente. Después de los primeros meses de pérdida satisfactoria de peso, el cuerpo del paciente se acostumbra y los balones intragástricos tradicionales empiezan a perder su efecto saciante. De hecho, los estudios revelan que con los balones intragástricos tradicionales el 80% de la pérdida de peso final se da durante los primeros tres meses.

Simplemente dejar el balón alojado en el estómago durante más tiempo no incrementa la pérdida de peso de forma significativa. Los especialistas en obesidad nos han transmitido el deseo de poder añadir volumen al balón para alcanzar niveles de pérdida de peso similares a los de los primeros meses. El sistema único del Balón Ajustable Spatz™ permite a los facultativos ajustarlo a lo largo del tratamiento mediante una simple endoscopia. Cada vez que se aumenta el volumen del balón se produce un efecto renovador que facilita la pérdida de peso.