El dispositivo intragastrico del siglo XXI

Tras casi 25 años de uso, el balón intragástrico da paso a un nuevo dispositivo más seguro y de mejores resultados

Los trabajos clínicos demuestran que a los 3-4 meses de haber iniciado el tratamiento con balón intragástrico, disminuye drásticamente la sensación de saciedad y al paciente se le hace muy difícil continuar con la pérdida de peso. Con el Balón Ajustable SpatzTM, en cambio, es posible aumentar o disminuir su volumen en cualquier fase del tratamiento para mantener o incrementar la sensación de plenitud gástrica, lo que permite al paciente continuar con una pérdida de peso similar a la de la fase inicial del tratamiento. Así, se dota al balón de una segunda vida y la pérdida de peso se ve incrementada consiguiendo, en muchos casos, alcanzar el normopeso. El diseño del BAS, incorpora toda la capacidad tecnológica para ofrecer un dispositivo intragástrico más eficaz, más seguro y adaptable a cada paciente. Los expertos reciben al nuevo Balón Ajustable SpatzTM como el método no invasivo definitivo para tratarla obesidad y el sobrepeso grado II.

En la actualidad, el Balón Ajustable Spatz TM ya está disponible en 20 países a nivel internacional: Australia, Bélgica, Canadá, República Checa, Austria, Francia, Alemania, Hong Kong, India, Israel, Países Bajos, Italia, Luxemburgo, Portugal, Eslovaquia, España, Eslovenia, Suiza, Turquía y Reino Unido. En España ya se está utilizando con éxito desde el pasado mes de junio en Madrid, Catalunya, Andalucía y País Vasco.