El sistema del Balon Intragastrico tiene la finalidad de ayudar a adelgazar a personas con sobrepeso severo.

Finalizacion de la intervencion

El sistema tiene por finalidad ayudar a adelgazar a las personas con sobrepeso severo, es decir Índice de Masa Muscular (IMC) igual o superior a 27; lo que viene a ser en un adulto tener entre 15 y 20 kilos de más. «Para aceptar a un paciente al menos deben sobrarle diez kilos; pero se nos han dado casos con menor necesidad que, al rechazarlos, han asegurado que ganarían el peso en unas semanas y volverían. Son pacientes muy difíciles», explica este especialista.

Estómago sano

Las malas condiciones físicas no limitan su aplicación: «Cuanto peor esté el paciente, más razones hay para implantar el balón; aunque sea más delicado el proceso». «Lo único que impide ponerlo son pólipos o una úlcera a punto de sangrar, se cura y después se puede colocar», explica el doctor López Nava, quien añade que «la endoscopia permite revisar el estado del estómago que ha de estar sano».