Mariah Carey y Kiko Rivera se someten a una reducción de estómago para perder peso

La cantante estadounidense y el hijo de Isabel Pantoja se han sometido a un procedimiento de reducción de estómago para bajar de peso. La decisión de Mariah Carey fue tomada por motivos de salud, ya que asegura que ya no podía bailar y moverse en el escenario como antes. El exceso de peso estaba afectando a la calidad de vida de ambos.

Mariah Carey en el punto de mira por su físico

La cantante, de 47 años, siempre ha sido objeto de críticas por su físico. De hecho, en la última etapa se había visto acosada por numerosas personas por sus Redes Sociales. Desde el anonimato, eran numerosos los comentarios despectivos por su sobrepeso.

Pero no es la primera vez que decide bajar de peso. En 2011, tras el embarazo de sus gemelos, logró bajar 30 kg. a base de ejercicio y dieta estricta.

Kiko Rivera también se sometió a una reducción de estómago

El hijo de Isabel Pantoja se realizó también hace unos meses una reducción de estómago, como ha hecho ahora Mariah Carey. Tras varios problemas de salud, especialmente de gota, decidió someterse al procedimiento para poder perder peso.

Reducción de estómago a través de la boca: lo más moderno y seguro

A día de hoy, existen diversos procedimientos que nos permiten reducir el volumen del estómago sin cirugía. Estos procedimientos, en los cuales el Dr. López-Nava es experto mundial, se realizan por endoscopia, a través de la boca. No hay cicatrices y los procedimientos son poco invasivos. Entre ellos podemos encontrar el Método Apollo y el Método Pose.

Estos métodos, los más modernos en cuanto a reducción de estómago se refiere, ya llevan varios años en funcionamiento, son los más seguros y resultan muy eficaces en la pérdida de peso. Cada vez son más los pacientes que logran acabar con la obesidad gracias a ellos.

La reducción de estómago no es lo único que se necesita

Nuestros tratamientos cuentan con un equipo multidisciplinar al servicio del paciente. Un grupo de médicos especialistas en nutrición y de psicólogos que asesorarán y guiarán al paciente durante un total de dos años. De esta forma, podremos lograr el cambio de hábitos, tanto a nivel nutricional como psicológico. Este cambio logrará que no se recuperen los kilos perdidos.

Al someterse a una reducción de estómago, cualquier paciente puede lograr una bajada de peso significativa los primeros meses. Pero esta bajada solo se mantiene al cabo de un tiempo si se evoluciona a unos mejores hábitos de alimentación y cambios en el estilo de vida. Por eso, siempre que nos enfrentemos a una pérdida de peso, debe existir un asesoramiento médico, nutricional y psicológico. Es importante que la persona mejore sus hábitos y su relación con la comida. El estilo de vida es, en muchos casos, el principal causante del sobrepeso y la obesidad.

La importancia del acompañamiento psicológico

Como se ha visto, Mariah Carey ha sido acosada en numerosas ocasiones por sus problemas de peso, aunque no es la única. Numerosas personas deciden poner fin al sobrepeso por problemas de autoestima, independientemente de su salud.

“Someternos a un cambio físico por las miradas externas suele tener malos resultados. La talla 38 no acaba con los problemas de autoestima, asegura Ángel Rull, psicólogo de la Unidad de Obesidad López-Nava. “Es importante que la persona entienda su relación con la comida para después mejorarla y que el cambio de hábitos sea efectivo”, continúa.

Tratamientos más seguros y efectivos

Como los últimos estudios están demostrando, dos de los procedimientos más seguros y eficaces son el Método Apollo y el Método Pose. Esta reducción se realiza en un quirófano, pero no requiere cirugía. Por vía endoscópica, es decir, por la boca, se accede al estómago del paciente donde mediante suturas se le reduce el tamaño del estómago, lo cual va unido a menos hambre y mayor saciedad.

Esta técnica es más segura y poco invasiva. El post operatorio es mucho más fácil al usarse un orificio natural, como es la boca, sin cicatrices. Así hay un menor riesgo de infección y aparece menos dolor. La estancia hospitalaria es de una única noche.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo en la salud física y mental de las personas. Por eso, cuando nos sometamos a una intervención de reducción de estómago hay que buscar siempre una técnica que nos garantice seguridad y eficacia. El Método Apollo y el Método Pose son hoy en día unas de las técnicas en las que podemos confiar.