Un estudio avala la eficacia del balón intragástrico

Más de 6.000 pacientes de nacionalidad europea y latinoamericana se someten a un seguimiento médico y confirman la eficaciade esta técnica aplicada en el Hospital Sanchinarro de Madrid.

La técnica para adelgazar del balón intragástrico permite rebajar una media de 24 kilos, lo que representa un gran avance para pacientes que sufren obesidad y sobrepeso de forma eficaz.

El balón intragástrico es un dispositivo de silicona que se introduce en el estómago a través de una ecoendoscopia, para posteriormente rellenarse de líquido.

Tras la ecoendoscopia, el balón ocupa parte del estómago provocando una sensación de saciedad mayor, lo que se traduce en que el paciente tiene menos apetito que antes de iniciar el tratamiento.

El jefe del servicio de Aparato Digestivo y Endoscopias del Hospital Sanchinarro -integrado el Grupo Hospital de Madrid- presentó el pasado mes de marzo un Consenso Internacional de Expertos en las indicaciones de este procedimiento médico.

El balón intragástrico integrado por ecoendoscopia está indicado para pacientes cuyo índice de masa corporal (IMC) es superior a 27. Es decir, su peso dividido por su altura elevada al cuadrado supera esta cuantía. La técnica debe aplicarse conjuntamente con el seguimiento de una dieta saludable, de forma que la efectividad se vea potenciada al limitar la ingesta de hidratos, grasas, azúcares, etc.

Según el experto del Hospital Sanchinarro, en apenas seis meses pueden llegar a perderse más de veinte kilogramos. Los candidatos han de someterse a un estudio previo que determine su selección y prepararse adecuadamente bajo la supervisión del facultativo.

Por otra parte, desde el Hospital Sanchinarro afirman que la técnica del balón intragástrico requiere de un equipo de especialistas multidisciplinar, dado que deben someterse al paciente a una ecoendoscopia, la cual lleva amalgamado el uso de anestesia, una dieta elaborada por un endocrinólogo y el tratamiento psicológico adecuado para asimilar el proceso, concienciar del esfuerzo y la nueva fisionomía resultante.