El balón intragástrico permite perder hasta 24 kilos en siete meses

Esta es la conclusión del «Consenso Internacional de expertos», un estudio que gira en torno al tratamiento con balón intragástrico y en el que han intervenido reconocidos especialistas procedentes de cinco países de la UE, Canadá y Brasil.

Hace más de dos décadas que se utiliza el balón intragástrico como tratamiento revolucionario para lograr la pérdida de peso de forma rápida y segura, sin recuperar el peso después.

A la hora de afirmar esta elevadísima efectividad se debe tomar en consideración que factores como la selección, preparación y monitorización de los pacientes son fundamentales, así como la correcta inserción y retirada del balón intragástrico en un tiempo prudencial recomendado.

El balón intragástrico está dirigido a combatir tanto la obesidad como el sobrepeso, siempre y cuando exista un índice de masa corporal superior a 27, como tratamiento coadyuvante a la dieta.

También se recomienda el tratamiento con el balón gástrico en aquellos pacientes que están en fase preparatoria para un intervención cardiovascular, bariátrica u ortopédica, por ejemplo, con objeto de limitar al máximo los riesgos quirúrgicos y postoperatorios inherentes a las mismas.

Según el jefe del Servicio de Aparato Digestivo y Endoscopias del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro, del Grupo Hospital de Madrid, el Dr. López-Nava, en siete meses de tratamiento con el balón intragástrico se podrían perder hasta 24 kilos.

El Dr. López-Nava fue el responsable de presentar el estudio inicialmente citado en su día, unos datos que corroboran los motivos que han hecho popular la técnica del balón intragástrico (BIG).