Consejos para evitar la tentación de picar entre horas

 

Es obvio que cualquier tratamiento contra la obesidad (balón intragástrico, Método Apollo), para que sea verdaderamente efectivo y ayude a perder peso de una manera saludable, debe acompañarse de una dieta sana y equilibrada y actividad física o ejercicio.

Además de llevar una dieta sana y saludable, debemos evitar la tentación de picar entre horas. En nuestro entorno diario existe gran cantidad de estímulos e indicadores que nos impulsan a comer, aunque no tengamos hambre. Pongamos unos pocos ejemplos:

1- Comida que salta a la vista: en la cocina, en el escritorio contiguo…

2- Comida que alguien nos ofrece.

3- Patrones alimenticios fijos: si por ejemplo siempre tomamos postre después de las comidas, el fin de la comida será el indicador de que hay que tomar algo dulce, aunque ya estemos saciados y ya no tengamos hambre.

4- Situaciones cotidianas que asociamos a la acción de comer, como por ejemplo, comer palomitas en el cine, o patatas mirando la televisión.

Una buena manera para romper estos hábitos alimenticios es intentar comer solo en la cocina o el comedor (el lugar donde acostumbre a hacerlo) sin hacer otra cosa al mismo tiempo. De este modo conseguirá acabar con las asociaciones entre determinadas acciones y la ingesta de alimentos.

El control de estímulos también es fundamental para conseguir romper con esos malos hábitos alimenticios, y consiste en preparar el entorno doméstico para que nos induzca a comportamientos sanos y saludables. Veamos unos pocos ejemplos:

1- Hacer las 5 tomas diarias que le ha prescrito su médico, si no se las salta seguro que no pica otros alimentos prohibidos.

2- Si su objetivo es comer más fruta y verdura, colóquelas en la parte delantera de la nevera, o ponga el frutero a la vista para que capte su atención.

3- También puede recurrir a tomar jamón york (extra) o pechuga de pavo cocida para calmar cualquier momento de hambre.

4- Si su objetivo es recortar el consumo de dulces, no los lleve a casa o póngalos en armarios altos y alejados de la vista, para evitar de este modo su consumo.

5- Evite los postres en general, pida o tenga siempre preparado un café sólo o una infusión con sacarina. Le ayudará a calmar la necesidad de tomar algo dulce.

6- Deje utensilios de medición sobre la encimera para estimularle a medir las raciones de alimentos que van a ingerirse.

Ángel Rull – Psicólogo.