Tratamientos endoscópicos de la obesidad: Más que adelgazar

Obesidad_y_salut1Los tratamientos endoscópicos de la obesidad

(balón intragástrico, doble balón gástrico, URL, método APOLLO) no pretenden únicamente que el paciente adelgace. Con eso no basta. Lógicamente, la pérdida de peso es una de las metas, pero adelgazar es sólo uno de los múltiples objetivos de estas nuevas y seguras técnicas contra la obesidad y el sobrepeso.

Con otras dietas se logra que el paciente adelgace pero no se garantiza que mantenga su peso ideal ni tampoco se garantiza que el paciente note la mejoría a largo plazo. Los tratamientos endoscópicos contra la obesidad, en cambio, son tratamientos integrales de la obesidad. El problema del sobrepeso se aborda de una manera global, desde distintas perspectivas médicas, incluyendo un seguimiento tanto de dietistas y nutricionistas como de asesores deportivos, sin olvidar el equipo de psicología, apartado muy importante en dichos tratamientos.

Los tratamientos endoscópicos contra la obesidad (balón intragástrico, doble balón gástrico, método POSE,método APOLLO, pretenden, además de la pérdida de peso:

Reeducación alimentaria:

el paciente, asesorado en todo momento por el equipo de nutricionistas y dietistas, descubre malos hábitos en su alimentación, los rectifica y adquiere unos hábitos alimentarios sanos y saludables. De este modo, incluso una vez terminado el tratamiento de dos años de duración, el paciente no recupera los quilos perdidos y se mantiene, sin esfuerzo, en su peso ideal.

Adquisición de hábitos de vida saludables

: el equipo de asesoría deportiva se encarga de que el paciente incorpore a su rutina diaria la práctica de ejercicio y actividad física. No se trata sólo de que el paciente practique deporte (caminar, correr, nadar, gimnasio…) sino de que incorpore la actividad física de un modo natural a su día a día.

Mejora en la calidad de vida

: la pérdida de peso conlleva la reducción de riesgos de las enfermedades asociadas a la obesidad y el sobrepeso (presión arterial alta, diabetes, enfermedades coronarias, altos niveles de colesterol, dolores musculares…) así como una mejora de los problemas psicológicos derivados (ansiedad, falta de autoestima, pérdida de la confianza, deterioro de las relaciones personales…)

Los tratamientos endoscópicos de la obesidad representan la opción más segura y efectiva de la actualidad para combatir la obesidad y el sobrepeso, de un modo global. Porque adelgazar no sólo es perder peso, también es ganar salud y calidad de vida.