¿Cuál es tu excusa para no colocarte un balón intragástrico?

Muchos pacientes con obesidad y sobrepeso ponen excusas para no someterse a un tratamiento endoscópico contra la obesidad. Estas excusas, en su mayoría, provienen del desconocimiento o la falta de información que tiene el paciente. Lo aconsejable, insistimos, es acudir a la consulta del especialista para que evalúe nuestro caso y de primera mano nos informe de todo lo relativo al tratamiento. Conocer los pormenores de la intervención y el tratamiento hará que muchas de las excusas que nos ponemos caigan por su propio peso. Veamos algunas de esas excusas:

 

Me dan miedo las operaciones. La colocación del balón intragástrico se efectúa bajo anestesia general mediante un endoscopio. Es decir, se introduce el balón por la boca, mediante un endoscopio, y una vez alojado en el estómago se rellena. La extracción del balón se realiza del mismo modo, seguro y sin ingresos hospitalarios. No se trata, pues, de una operación quirúrgica (no se realizan ni suturas ni cortes) sino de una intervención endoscópica.

No tengo fuerza de voluntad con la dieta. No te preocupes. El balón intragástrico consigue que te sientas saciado con una ingesta menor de alimentos, evitando de este modo los atracones, y ayuda a controlar la rutina alimentaria. Con el balón intragástrico seguir la dieta es mucho más fácil. Además, un equipo de psicólogos estará a tu disposición para todo aquello que necesites.

Seguro que recupero el peso perdido cuando termine el tratamiento. Falso. Durante los dos años que dura el tratamiento el paciente aprende a controlar su alimentación y a eliminar esos malos hábitos. De este modo, una vez finalizado el tratamiento no volverás a recuperar los quilos perdidos porque habrás incorporado unos hábitos alimentarios sanos y saludables.

El tratamiento con balón intragástrico es muy caro. El precio de las cosas es relativo. Con un tratamiento endoscópico de la obesidad no solo pierdes quilos y no los vuelves a recuperar sino que además ganas en salud y calidad de vida. Notas las mejoras a nivel físico (eliminas riesgos de enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad, retomas actividades o aficiones que el sobrepeso o la obesidad ya no te permite realizar) y a nivel psicológico (ganas autoestima, mejoras las relaciones sociales…). La salud no tiene precio.

 

Todavía es un técnica muy nueva y por tanto peligrosa. Falso. Las miles de intervenciones realizadas con éxito avalan la eficacia y seguridad de los tratamientos endoscópicos contra la obesidad. El equipo multidisciplinar que le atenderá (formado por especialistas en aparato digestivo, dietistas, asesores deportivos, nutricionistas, psicólogos) cuenta con una gran experiencia en este campo médico.

 

Conoce algunos caso reales de balón intragastrico: