Tipos de reducción de estómago sin cirugía

Uno de los métodos más efectivos para perder peso y luchar contra el sobrepeso y la obesidad consiste, sin duda, en la reducción de estómago, una avanzada técnica quirúrgica que a lo largo del tiempo ha ido evolucionado y mejorando en efectividad y seguridad. Reducir el tamaño y la capacidad del estómago conlleva que el paciente ingiera una cantidad menor de alimentos en cada comida, hecho que acompañado de una dieta adecuada y la práctica de actividad física facilita la pérdida de peso y por consiguiente una mejora en la salud y la calidad de vida. Sin embargo, la reducción de estómago tradicional -con cirugía- tenía algunos inconvenientes:

  • Se realizaban incisiones externas.
  • Dejaba cicatrices externas en la piel.
  • La intervención era larga y complicada.
  • El postoperatorio era largo y doloroso.

Actualmente existen nuevas y más seguras técnicas para reducir el estómago sin necesidad de realizar cortes externos ni cicatrices y con postoperactorios y recuperaciones más cortas y menos dolorosas. Estas reducciones de estómago se realizan por vía endoscópica (mediante un endoscopio introducido por la boca, bajo anestesia general) y pueden ser de dos tipos:

  • Técnicas que reducen el estómago mediante la realización de puntos y suturas, como el método POSE o el método Apollo.
  • Técnicas que reducen la capacidad del estómago mediante la introducción de un balón que ocupa espacio en el mismo, como el balón intragástrico o el Autobalón.

Se debe estudiar cada caso detenidamente para determinar qué tratamiento es el más adecuado para cada paciente, así que se recomienda una visita a un centro especializado, como la Unidad de Tratamiento de la Obesidad del equipo del Dr. López-Nava, para que indique cuál es el mejor tratamiento, el que mejor se ajusta a sus necesidades. Nuestras citas y valoraciones son totalmente gratuitas.

Pide cita ya con nosotros.