De pesar 112kg a pesar 80kg, lo impensable para mi, ponerme una talla 42 de ropa y entrar en tiendas de marca conocidas y que me valga la ropa.
Al principio fue duro, pero luego rápidamente empiezas a realizar tu vida de forma normalizada.
Me encuentro fenomenal, estoy mucho mejor físicamente, no tengo calor y no me canso. Después de retirarme el balón intragástrico empiezo una nueva etapa para mantener el peso conseguido.

PATRICIA FERNANDEZ

La implantación del balón intragástrico ha supuesto para mí una mejora en mi calidad de vida, además de estar muy contento cada vez que me miro al espejo, después de haber perdido 20kg, es cierto que no es algo milagroso pero ayuda y mucho a la hora de hacer dieta, ya que por 1ª vez he tenido resultados.

RICARDO PAZ

A mi me ha funcionado, la verdad no he notado el balón en todo el tiempo, y he perdido 35 kg.
Ánimo, merece la pena.

JUAN C.G.

Hoy me he retirado el BIG. El primer mes me encontré mal, pero gracias a la atención del Dr. López-Nava y los consejos de Piedad, mejoré y pude empezar a realizar vida normal. Durante los primeros meses la bajada de peso era constante y el subirse a la báscula era una motivación diaria, pues prácticamente bajaba 1kg a la semana sin esfuerzo. Tras las mil y una dietas que había hecho en mi vida, por fin veía resultados a mi esfuerzo. A partir del 4 mes la bajada de peso no fue tan rápida y me empezó a costar seguir con el régimen. El problema era que no óolo había que comer menos sino que lo tenía que acompañar con ejercicio y tengo que reconocer que es donde he fallado.
He perdido 26kg de los 150kg que llegué a pesar, aunque me quedé con la impresión de que con un poco más de esfuerzo y ejercicio podría haber llegado a perder más de 30kg. ¡No hice bien los deberes!
Un diez a la calidad de todo el equipo, empezando por Piedad que es un sol, el Dr. López-Nava un gran profesional, nutricionista, psicólogas, etc.

ANGELES CEBRIÁN

Para mi el tratamiento del Método POSE ha sido un éxito ya que tenia muchos kilos de más desde hacia 8 años que era incapaz de perder. He perdido 18 kg, los dos primeros meses fueron un poco molestos, pero después no he tenido ninguna molestia.

Animo a todo el que quiera perder bastantes kilos y no lo consigue con otro método.

E.C.
Paciente Método POSE

Me llamo Eva, he llevado el BIG y la verdad es que me ha ido bastante bien. Al principio después de colocármelo pasé un par de días revueltilla y tal, pero enseguida me recuperé y noté los efectos desde el primer momento.
Si es verdad que tienes que mantener una dieta y hacer ejercicio pero es efectivo, sobretodo los 4 primeros meses.
En fin, he perdido 17 kilos en total y estoy muy contenta, ya que había probado todo tipo de dietas y por mi escasa voluntad a la hora de cumplirlas no perdía nada.
Llevo tres semanas sin el big y de momento muy bien, incluso he adelgazado. Sobre todo lo noto en los hábitos de comidas, como normal, no tengo excesos y me encuentro fenomenal.
Ánimo a la gente a que se lo ponga.

EVA

La información previa es muy completa y detallada, la intervención también se desarrolló perfectamente para mí. La primera semana después fue la peor, pero al final ha merecido la pena realizarme el tratamiento del Método POSE.

Muchas gracias.

L.F.
Paciente Método POSE

Hace 9 meses que me enteré de esta unidad del Hospital Madrid Sanchinarro, del grupo del Dr. López-Nava.

Estoy contentísima de todos los acontecimientos ocurridos desde entonces, he adelgazado 14 kg y me he quitado 10 años de encima, que agregado a los 53 que tengo es bastante.

El trato recibido ha sido inmejorable empezando por el Doctor en la primera reunión de información, por Piedad, siempre para lo que se le necesite como de la endocrina y la psicóloga que ayudan mucho a lo largo del tratamiento.

Muchas gracias por todo y enhorabuena.

Marta Santamaría

He pasado por varias etapas desde la implantación del balón hasta ahora. Los primeros meses fueron muy buenos, realmente perdí los 20 kg, porque no podía comer prácticamente nada, enseguida se llenaba mi estómago, y en ocasiones he tenido episodios de vómitos, y había días que sentía el balón en la garganta, por lo que apenas comía. Y los últimos meses no todas las comidas me sentaban bien. Sé que debería haber hecho ejercicio, eso habría hecho que perdiera más de los 20 kg que he bajado, pero no lo he hecho, sólo he salido a caminar cuando he tenido tiempo.

El balance de estos seis meses es bueno en general, he perdido peso y me encuentro muchísimo mejor que antes, a pesar de los daños colaterales tales como gases y ardor de estomago. Mis hábitos de dieta los he modificado cuanto he podido, sobre todo entre semana, que me he estado quedando en la oficina a comer, porque en el comedor de mi empresa hay plancha todos los días y es fácil hacer dieta, pero los fines de semana me ha costado controlarme, de hecho no siempre lo he conseguido (tener que cocinar para dos adolescentes con el apetito desatado no es una buena ayuda para hacer dieta). Si hubiera hecho realmente dieta durante los 6 meses, todos los días, habría perdido mucho más. Te diré que estoy contenta por haber perdido peso, pero ha sido muy duro.

ALICIA

Me planteé colocarme el Balón Intragástrico, después de realizar numerosas dietas con las cuales nunca llegaba a perder los kilos deseados. No sabia mucho sobre el tema, sólo había visto unos anuncios en la televisión.
Una amiga me aconsejó contactar con el doctor Lopez-Nava. Pedí cita para informarme, tardaron muy poquito tiempo en dármela. Me gusto mucho que fuera el mismo médico el que explicara paso a paso como sería la implantación con los pros y los contras. El día de la implantación me pusieron una sedación y no me entere de nada. Cuando desperté no sabía si realmente me lo habían colocado o no, hasta que tuve la sensación de tener el estómago muy lleno, mi comentario fue “que parecía que me había comido dos cocidos”. El mismo día de la colocación me fui a mi casa. La verdad es que se nota que tienes algo en el estómago. Durante ese primer día sentí una sed muy grande pero sólo podía beber sorbitos pequeños de agua y de bebida isotónica por la sensación de estómago lleno. Estuve tres días con náuseas y vómitos, al cabo de ese tiempo empecé a comer poco a poco, como me habían indicado. Seguí teniendo vómitos que me duraron entre una semana y quince días después esto desapareció y mi preocupación pasó a ser perder los kilos que me sobraban. Durante el primer mes perdí unos siete kilos y durante los siguientes meses y hasta el final he perdido unos veintiséis kilos. No he seguido una dieta estricta, sino que he llevado una alimentación normal pero en pequeñas cantidades.
Puedo concluir, diciendo que mi experiencia ha sido buena y satisfactoria, tanto a nivel personal como por la atención médica recibida y aconsejo, según lo que yo he vivido a todas aquellas personas que estén pensando en ponerse el balón, que lo hagan.

Saludos.

SILVIA BLANCO PRIVADO