Reducción de estómago: soluciones para el S. XXI

La reducción de peso corporal con cualquiera de sus procedimientos médicos, supervisado por un equipo de cirujanos, dietistas, endocrinos, etc. es una urgencia los países donde la obesidad se considera una causa principal de otras enfermedades (diabetes, hipertensión, depresión, etc.)

No es fácil comer menos

Todo aquel que ha intentando perder peso con dieta sabe que no es fácil, al esfuerzo del ejercicio se une la costumbre de una mala alimentación y, en muchos casos, es preciso emplear técnicas que ayuden a reducir la cantidad de alimentos necesarios para perder peso.

¿Por qué estamos obesos?

Tendemos a ganar peso, salvo enfermedad, porque nuestro gasto calórico es menor que el aporte que realizamos con la comida, y esto se debe a dos principales factores: comemos más y/o nos movemos menos.

La sociedad occidental es muchísimo más sedentaria que hace 100 años, pero los estómagos son del mismo tamaño y el ansia por comer no es menor ahora, que cuando quemábamos miles de calorías por los trabajos que requerían actividad física.

¿Quieres recibir más información sobre nuestros tratamiento? Reserva ya tu consulta gratuita.

Cómo funciona el Balón Intragástrico

El balón gástrico, o balón intragástrico o ingerible, tanto en su modalidad de balón único como un doble balón, son la solución más empleada para perder peso rápidamente, sin cirugía invasiva, en una sencilla operación en la que se implantan en el estómago estos balones que reducen la capacidad del estómago hasta un 80%.
El balón gástrico puede permanecer implantado hasta 6 meses, aunque el Dr. López Nava, en colaboración con la Clínica Mayo de Estados Unidos, investigan el rendimiento de un nuevo balón que puede utilizarse hasta un año y que, además, puede ampliar o reducir su tamaño en función de las necesidades del tratamiento.

¿Quieres recibir más información sobre nuestros tratamiento? Reserva ya tu consulta gratuita.