AÑO NUEVO… ¿POR QUÉ VIDA NUEVA?

Ocurre con frecuencia, que uno mismo se encuentra más motivado a realizar un cambio cuando en su realidad más inmediata simultáneamente ocurre alguna variación : “Año Nuevo, Vida Nueva”… coincide que a uno le cambia su situación personal e intenta variar la social, la laboral o viceversa…
¿Es realmente el momento más apropiado para realizar estos cambios?
¿Es cuando se nos tambalea una parcela de nuestra vida o cuando cambia el año o la estación, el punto de mayor motivación personal?
Quizá, si nos detuviéramos a pensar en nuestra circunstancia particular, descubrimos que son muchas las veces que hemos sentido este tipo de impulsos e incluso hemos puesto en marcha dietas, gimnasios, cursos… y luego…nos hemos retirado…la energía no daba para tanto…
Es importante, cuando queremos llevar a cabo una modificación a largo plazo, planificar con tiempo y sin prisa: cómo, cuándo, dónde y sobre todo por qué deseamos hacer un cambio.
Conviene, en primer lugar, detectar si es un cambio deseado para uno mismo ó si el origen de plantearnos dicho cambio responde a una petición externa (familiar, social…) ya que este aspecto puede influir directamente sobre nuestra constancia y motivación.
Es importante tener en cuenta que para poder conseguir nuestro objetivo va a ser necesaria una reorganización de nuestras costumbres y rutinas.
En este sentido, conviene fantasear con las posibilidades que creemos tener para la puesta en práctica de nuestras nuevas metas (cuándo, cómo, dónde, a qué hora…lo vamos a hacer).
Por último, destacar que todo esto no es posible sin decidir despedirnos de lo que han venido siendo “hasta ahora” nuestros hábitos. No una despedida sin reencuentros, nada que tenga que ser necesariamente drástico ó tajante, pero sí que implique el deseo de “no retorno” a como fueron siempre las cosas, a lo que me hizo llegar “hasta aquí”.
Lo importante es sentir el deseo de cambiar.
Aquí, estaremos disponibles para sostener y acompañar en el recorrido particular que tome cada uno.
Aida Espina de La Lama
(Servicio de Psicología)