La vozlibre

HM Sanchinarro realiza los primeros casos de abordaje de sobrepeso con balón intragástrico ingerible de España

 

La Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del HM Universitario Sanchinarro de Madrid ha realizado los primeros casos de abordaje del sobrepeso con balón intragástrico ingerible de España. Con esta nueva técnica, el exceso de peso será tratado «en tan sólo tres meses» combatiendo así la obesidad «antes de que aparezca», explican desde este centro hospitalario.

De esta manera, podrán someterse a esta terapia las personas con un sobrepeso de entre 6 y 15 kilos. Así, consideran como perfiles ideales para este tratamiento los pacientes que necesitan perder peso en tres meses como ocurre «en los casos pendientes de una intervención quirúrgica, los que padecen de dolores articulares agravados por el exceso de peso, los que buscan mayor fertilidad, o los que tienen apnea del sueño, hipertensión arterial o diabetes tipo II».

El desarrollo de la terapia consiste en una cápsula que el paciente traga por sí mismo y que, una vez en el estómago, «se llena con nitrógeno hasta alcanzar un volumen de 250 centímetros cúbicos», asegura el director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del HM Universitario Sanchinarro de Madrid, el doctor Gontrand López-Nava.

Para llevar a cabo la ingesta de este balón intragástrico, se efectúa un control ecográfico que no necesita de endoscopia añadida. El proceso que dura alrededor de unos cinco minutos, continúa con la permanencia durante tres meses de este dispositivo en el estomago del paciente, y la retirada mediante endoscopia con sedación -esta vez sí necesaria- del mismo.

EL TRATAMIENTO DEBE IR UNIDO A UN CAMBIO EN LOS HÁBITOS DEL PACIENTE

El hecho de que el balón intragástrico se encuentre en el estómago, «aumenta el efecto de saciedad y, al ser muy ligero, minimiza la intolerancia y molestias», confirman desde HM Sanchinarro. Además, su eficacia está comprobada, ya que en los estudios realizados para obtener la certificación CE se observaron pérdidas del exceso de peso «superiores al 40 por ciento a los tres meses de tratamiento», indican.

Con esta novedosa técnica, se complementa el tratamiento mediante cirugía primaria endoluminal de la obesidad (POSE, por sus siglas en inglés) que ya se realiza en este centro sanitario. Hasta la fecha, se han abordado los casos de 100 pacientes mediante esta asistencia y 2.500 a través del balón intragástrico ingerible.

No obstante, ambos tratamientos deben ir unidos al cambio en los hábitos y en la conducta alimentaria «para que los resultados perduren en el tiempo», señalan los expertos. Para ello, el equipo de nutricionistas, psicólogos y licenciados en educación física de este centro madrileño inducen al paciente a modificar sus actitudes.