Luz verde al Balón Intragátrico en Estados Unidos

  • Tras catorce años de trayectoria en España la FDA aprueba este efectivo método en un país donde más de la mitad de la población es obesa
  • Permite perder peso 2,5 más veces más rápido que con dieta tradicional y ejercicio
  • Un médico español es uno de los principales formadores de los cirujanos estadounidenses que se están preparando para practicar este método.

Es el más experimentado tras 14 años de experiencia en su uso (Madrid, 16 de septiembre de 2015) – Después de catorce años de su uso en España con óptimos resultados clínicos, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés) ha aprobado el empleo del balón intragástrico en Estados Unidos.Desde ahora, los facultativos estadounidenses podrán usar el balón en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso de pacientes adultos con Índices de Masa Corporal (IMC) de más de 30.

El balón intragástrico es un eficaz método para el tratamiento de esta enfermedad, cuya prevalencia en Estados Unidos se empieza a considerar una pandemia. Recordemos que en este país hay 67.7 millones de personas con obesidad, y 65.2 millones padece sobrepeso, según la Universidad de Sant Louis (Missouri).

El balón intragástrico es un procedimiento que no requiere cirugía abierta, ya que el dispositivo se introduce y retira con un endoscopio, a través de un orificio natural como es la boca. Una vez ya en el estómago, se rellena con suero tintado y consigue que el paciente, cuando come, se sacie rápidamente con una cantidad de comida mucho menor. El balón puede estar en el estómago un máximo de siete meses. Como no se realizan incisiones, es mucho más seguro y permite al paciente incorporarse a su domicilio en dos horas. Según un estudio clínico realizado por el Dr. Gontrand López-Nava y publicado en Obesity Surgery Journal, los pacientes a los que se les implantó un balón perdieron 2,5 veces más peso que aquellos que se sometieron solo a una dieta tradicional y ejercicio. Actualmente, en España, es el método más solicitado por los pacientes que necesitan perder más de quince kilos. La otra marca de balón aprobada en EEUU, el Duo balón (por ser doble), permite ser más restrictivo en la cavidad gástrica con la misma tolerancia, según el único artículo publicado en el mundo, realizado por el Dr. Lopez-Nava en Mayo de 2015.

En España, este método se emplea con éxito desde hace más de una década; de hecho, cuenta con algunos de los mejores especialistas del mundo en este campo, como el Dr. Gontrand López-Nava, uno de los facultativos que se está encargando de formar a los primeros médicos de Estados Unidos que estarán capacitados para el uso del balón. López-Nava, director de la Unidad de Endoscopia Bariátrica en el Hospital Universitario HM Sanchinarro, explica: “En España trabajamos con el balón desde hace catorce años y podemos afirmar que es una solución óptima para los pacientes que necesitan ayuda para perder peso más allá de la dieta pero sin llegar a la cirugía”.

Además, cada vez hay más cirujanos que recomiendan a sus pacientes que se implanten un balón intragástrico para poder ser operados de otras patologías graves, ya que, con un peso muy alto, ser intervenidos puede poner en riesgo sus vidas”.

Jorge Gutiérrez Narro

Un procedimiento multidisciplinar

La implantación del balón intragástrico es la primera fase de un tratamiento que se completa con un plan de seguimiento multidisciplinar en el que el paciente recibe apoyo nutricional, psicológico y deportivo durante al menos un año para ayudarle a cumplir sus objetivos de peso y reeducarle en hábitos alimenticios saludables que le ayuden a mantener el peso. En este sentido, Gontrand López-Nava explica: “El balón intragástrico puede ser de gran ayuda en Estados Unidos, donde más de la mitad de la población tiene sobrepeso, pero es imprescindible explicar bien a los pacientes que este no es un método milagroso; el paciente tiene que estar comprometido y saber que va a tener la ayuda de su equipo médico durante todo el proceso, para no volver a las anteriores rutinas. Hay que conseguir que la persona con un balón intragástrico aprenda a comer bien, haga ejercicio y canalice la ansiedad de forma positiva, sin caer en los atracones como consuelo ante un problema o para celebrar algo”.

Una nueva solución para la obesidad

Hasta el momento, los pacientes afectados de sobrepeso en Estados Unidos podían elegir entre las dietas al uso y la cirugía tradicional, más peligrosa e invasiva. La aprobación del balón supone una ayuda muy importante, como se ha demostrado en España, ofreciendo a los pacientes soluciones más seguras para alcanzar un peso óptimo con todas las garantías. Para el Dr. Gontrand López-Nava, “el balón intragástrico puede ser una solución óptima para poner freno a los preocupantes índices de obesidad de Estados Unidos, donde hay una gran expectación en la comunidad médica y entre los propios pacientes ,siempre que además se trabajen los hábitos alimentarios. De hecho, muchos estadounidenses que querían optar por este tratamiento se desplazaban hasta Canadá o México; ahora podrán ser intervenidos en su país y llevar un seguimiento mucho más completo y cómodo”.