Nueva Unidad de Obesidad en el Hospital Universitario Madrid Montepríncipe

En el Hospital Universitario Madrid Montepríncipe se ha puesto en marcha una Unidad de Obesidad con el objetivo de realizar un abordaje integral y personalizado del paciente con obesidad mediante un tratamiento definitivo y eficaz que garantice los mejores resultados en adelgazamiento, salud y calidad de vida. Para alcanzar este objetivo es imprescindible una estrecha colaboración y participación de endocrinólogos, dietistas, psicólogos, psiquiatras, endoscopistas, cirujanos expertos en laparoscopia y cirujanos plásticos.

Según la doctora Pilar García Durruti, Endocrinóloga y Coordinadora de la Unidad, «la Unidad está formada por un equipo multidisciplinar altamente cualificado que ofrece un tratamiento personalizado y adaptado a las necesidades de cada paciente con el fin de garantizar los mejores resultados en la pérdida de peso y en el control de las distintas enfermedades derivadas de dicho exceso»

La obesidad es una enfermedad crónica caracterizada por un acumulo excesivo de grasa corporal, que predispone a enfermedades tan importantes como las diabetes, las enfermedades cardio-vasculares o incluso algunos tumores. La obesidad puede ser considerada una epidemia universal y constituye un importante problema médico y de salud pública, especialmente en los países desarrollados.

«En España la prevalencia del exceso de peso está aumentando de forma importante en los últimos años y en la actualidad alcanza aproximadamente en al 50% de la población adulta. La obesidad afecta al 15% de la población con un pico de incidencia entre los 55-60 años. El 3% (800.000 personas) tiene Obesidad grado II o importante, y el 0,5% (200.000 personas) tiene obesidad mórbida», señala la doctora García Durruti.

«Por otra parte, el futuro se presenta desalentador ya que la obesidad infantil presenta una prevalencia tres veces superior a la existente hace 15 años. Según un estudio de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), el 16% de los niños españoles son obesos. El 40% de los niños obesos a los 7 años lo será de adulto. El 80% de los adolescentes obesos lo será de adulto», explica la doctora García Durruti. El diagnóstico de la obesidad se realiza a partir del índice de masa corporal (IMC) y traduce el rango de peso saludable para cada individuo adulto. El IMC se calcula dividiendo el peso en Kilogramos (Kg) entre la altura en metros al cuadrado (IMC= peso/talla 2)

El tratamiento básico e ineludible de la obesidad consiste en la modificación del estilo de vida lo cual incluye cambios de hábitos alimentarios y aumento de la actividad física. Dicho tratamiento debe estar dirigido por un especialista en endocrinología que sabrá valorar la indicación de otros tratamientos coadyuvantes. Actualmente existen diversos fármacos que pueden ayudar a la pérdida de peso, sin embargo la elección de un fármaco siempre se hace de modo individual tras la evaluación rigorosa del paciente desde el punto de vista clínico y analítico.

El apoyo psicológico constituye un soporte al tratamiento médico facilitando la adquisición de hábitos alimentarios correctos y mejorando la adherencia al tratamiento. Aproximarnos a un equilibrio entre la salud física y la salud mental, beneficia nuestra calidad de vida. «En aquellos pacientes obesos en los que se haya comprobado el fracaso repetido de los tratamientos convencionales, y la ausencia de contraindicaciones, se puede valorar el tratamiento quirúrgico. Todo paciente requerirá de una valoración endocrinológica, psicológica y anestésica preoperatorio, y de un seguimiento endocrino-metabólico y psicológico post-operatorio», añade la doctora García Durruti.

Balón Intragástrico

El balón intragástrico consiste en introducir un dispositivo de silicona dentro del estómago para conseguir una disminución de la sensación de hambre y aumentar la sensación de saciedad tras la ingesta. Este método, ampliamente utilizado desde hace años en el resto del mundo, ha sido introducido en España en los últimos años, y resulta una técnica eficaz para reducciones de peso intermedio.

Según el doctor Gontrand López-Nava, Gastroenterólogo y Responsable de la Unidad de Balón Intragástico del Grupo Hospital de Madrid «la pérdida media de los mas de 1000 pacientes tratados ya, es de aproximadamente 22 kilos, teniendo pacientes con perdidas de hasta 40 y 50 kilos, en 7 meses. En casos de obesidad severa (obesidades mórbidas de mas de 40-45 de Índice de masa corporal), indicamos la implantación del balón gástrico como paso previo a la cirugía ya que es una técnica que carece de riesgos importantes y disminuye sensiblemente el riesgo quirúrgico de esos pacientes.»

Una de las ventajas de esta técnica es que al no ser cirugía comenta el doctor López-Nava «es casi el único método que podemos ofertar al paciente obeso adolescente y al paciente mayor de 60 años, tras las medidas dietéticas de primer escalón, claro. Es imprescindible, que el paciente sea seguido por el endocrinólogo, y por la psicóloga ya que el balón resulta una ayuda eficaz para mejorar el cumplimiento de las medidas dietéticas establecidas por el endocrino, y los cambios conductuales sugeridos por psicología».

Cirugía Laparoscópica

En muchos casos y debido a la gravedad de la obesidad y al riesgo cardiovascular que entraña para el paciente esa obesidad, hay que optar por la cirugía. Es el único método que garantiza en estos casos, el mantenimiento de la pérdida de peso a medio-largo plazo, por supuesto tras un programa de modificación de los hábitos de vida del paciente. El empleo de la cirugía laparoscópica (cirugía no abierta) nos permite simplificar el curso postoperatorio, mejorando el confort y reduciendo la hospitalización.

«En la Unidad de Obesidad del Grupo Hospital Universitario Madrid Montepríncipe optamos por dos tipos de técnicas por considerar que son las que ofrecen mejores resultados a largo plazo, con las mínimas complicaciones post-operatorias y metabólicas para el paciente, la banda gástrica ajustable y el by-pass gástrico», explica el doctor López-Nava. Después de someterse a esta cirugía el paciente presenta una calidad de vida excelente y tan sólo precisa del aporte de un complejo vitamínico y de minerales.

Banda gástrica ajustable

Se implanta un dispositivo circular ajustable a nivel del estómago que limita la cantidad de alimentos que se pueden ingerir y provoca un enlentecimiento del vaciado gástrico aumentando la sensación de saciedad. Presenta un dispositivo subcutáneo conectado a la banda, a través del cual se puede aumentar o reducir la presión de cierra de la misma.

BY- PASS Gástrico

Técnica que combina por una parte la reducción del estómago para favorecer la saciedad precoz, y por otra, la exclusión de la primera parte del intestino con el fin de generar un efecto malabsortivo leve fundamentalmente.

Derivación bilio-pancreática

Técnica fundamentalmente malasortiva basada en la unión del estómago (reducido en su capacidad) con el ileon distal, limitándose así el contacto de los alimentos con las enzimas bilio pancreáticas, a los últimos 100-150 cm de ileon que quedará como único segmento con capacidad absortiva. Estas dos últimas técnicas se recomiendan en casos de obesidad severa y tienen la ventaja de una mayor permisividad alimentaria posterior.