Un estudio destaca la eficacia del balón intragástrico para perder peso

La técnica no quirúrgica de implantación del balón intragástrico (BIG) constituye un método de ayuda «seguro y eficaz» para perder peso, sin mortalidad, y con muy baja tasa de morbilidad incluso en pacientes ambulatorios.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por médicos españoles y publicado por la revista ‘Obesity Surgery Journal’, presentado ayer en el madrileño hospital universitario Madrid-Sanchinarro. Gontrand López-Nava, del Servicio de Aparato Digestivo y Endoscopia, presentó ayer las principales conclusiones que también ponen de relieve que es el método más demandado por la población que necesita perder más de 15 kilos, que debe combinarlo con dieta, ejercicio y cambios en la conducta alimentaria.

El estudio recoge datos de 714 pacientes desde el 1 de junio de 2005 al 31 de mayo de 2007, aunque continúa abierto, y según el mismo, sólo un 4,3 por ciento de los pacientes requirió la retirada precoz del BIG debido a intolerancia psicológica y gastroparesia (trastorno estomacal por el cual el estómago tarda demasiado tiempo en vaciar su contenido).