Una pérdida de peso de un 10 por ciento reduce el riesgo de enfermedad coronaria en un 20 por ciento

Así lo asegura Gontrand López-Nava, director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del Hospital Universitario Madrid Montepríncipe. Este experto aconseja la técnica del balón intragástrico en los pacientes con obesidad mórbida y superobesidad como paso previo a la cirugía bariátrica y reducir así los riesgos de la intervención quirúrgica.