Método EndoBarrier

El Método EndoBarrier

Controlar la diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) y adelgazar son dos de los retos a los que se que enfrentan millones de personas en el mundo, solas o con ayuda médica. Los medicamentos y las cirugías pueden ayudar, pero no siempre son eficaces y pueden comportar riesgos y efectos secundario graves.

El EndoBarrier es uno de los novedosos tratamientos contra la obesidad que ofrecemos en Obesidad López-Nava. Se trata de una nueva opción, no quirúrgica, que ha demostrado en estudios clínicos que ayuda a que los pacientes adquieran más control sobre su DMT2 y que adelgacen sin ningún cambio permanente en sus cuerpos.

¿Qué es el Método EndoBarrier?

El Endobarrier es un revestimiento delgado, flexible y en forma de tubo, que se coloca en la pared del intestino y crea una barrera física entre la pared intestinal y la comida que usted consume. Cambia la manera en que su cuerpo responde a las comidas y puede reducir su nivel de glucosa en sangre al tiempo que le ayuda a adelgazar.

El revestimiento del EndoBarrier se coloca en la parte superior del intestino. Se introduce mediante una cápsula pequeña que está colocada en un tubo delgado de plástico, mediante la ayuda de sistemas de colocación, endoscopios flexibles, cámaras y radiografías.

El EndoBarrier, en consecuencia, puede ser una solución global para los pacientes, en particular aquellos que sufren de diabetes de tipo 2 y exceso de peso.

¿Quieres recibir más información sobre nuestros tratamiento? Reserva ya tu consulta gratuita.

Pedir cita

Funcionamiento de Método EndoBarrier

A diferencia de procedimientos, como el bypass gástrico, el Método EndoBarrier no altera su anatomía de forma permanente, ya que está diseñado para ser retirado al final del periodo del tratamiento, que es de doce meses, o menos, según el caso.

Una vez se retire el dispositivo, sus intestinos funcionarán como antes de someterse al tratamiento. Pero a diferencia de antes del tratamiento, estará en mejores condiciones para llevar una vida más saludable. Lo más probable es que habrá adelgazado y verá mejorar su nivel de glucosa en sangre.

Continuar con los buenos hábitos de nutrición, de buen estado físico y de estilo de vida que ha adaptado durante el tratamiento, le ayudará a mantener sus metas relativas al peso y al buen estado físico de forma duradera.

Cómo se coloca y cómo se retira el revestimiento

La colocación del EndoBarrier es un procedimiento ambulatorio sencillo, que no requiere ninguna cirugía ni incisiones: su médico tendrá acceso a sus intestinos por vía endoscópica, a través de su boca y colocará el EndoBarrier en la primera parte de sus intestinos, justo debajo del estómago. No es necesario hacer incisiones para colocar el EndoBarrier y tras colocarse, la mayoría de los pacientes empiezan a experimentar los resultados casi de inmediato, como por ejemplo una mejora del nivel de glucosa en sangre y la sensación de estar satisfechos (saciedad).

La mayoría de los pacientes, comienzan a adelgazar en las primeras dos semanas después de la colocación del EndoBarrier.

El EndoBarrier se retira realizando otro procedimiento endoscópico breve, sin incisiones, similar al de la colocación. No habrá consecuencias quirúrgicas en su cuerpo y es probable que pueda ir a trabajar o volver a su rutina normal al cabo de 24h.

Cómo actua

El EndoBarrier actúa creando una barrera entre la pared intestinal y los alimentos. Se cree que esta barrera altera la activación de las señales hormonales que se originan en el intestino. Los alimentos se desvían del duodeno y el yeyuno proximal, como sucede con el bypass gástrico.

Al crear una barrera entre la comida que usted ingiere y la primera parte de su intestino, EndoBarrier produce un cambio en los niveles hormonales, que son sustancias químicas naturales que controlan diversas funciones corporales, incluyendo la regulación de azúcares. Después de la colocación del EndoBarrier, podría experimentar resultados casi inmediatos.

Muchos pacientes indican que además de un descenso de glucosa en sangre, sienten menos hambre y se sienten satisfechos por más tiempo después de comer. Es esta sensación de saciedad la que permite comer mucho menos, y por lo tanto, adelgazar.

¿Quieres recibir más información sobre nuestros tratamiento? Reserva ya tu consulta gratuita.

Pedir cita